Páginas vistas en total

jueves, 19 de mayo de 2011

No hay más que lo que tú elijes.

Volar sin alas, volar sin aire y seguir sintiendo una y otra vez que siempre vuelve a suceder. Que poco cuesta seguir mintiendo; que ironía, tú no lo das, y nadie te lo quita. A veces menos es más, y sabes bien que a tí ya no te queda nada, nada que perder. Hace tiempo que dices, tienes que volver a ver la tierra bajo tus raíces; tú no necesitas, echar de menos tanto y vuelta a empezar, dos, tres, dime, y ahora qué?
Que no hay más que lo que tú elijes..
Con la cabeza entre los pies, a la fortuna pocas noches le quedan ya lo debes de saber; y que la luna salga por donde quiera pero sin correr, que no haya prisa, te convenceré con millones de sonrisas, para que despiertes de una vez y te des cuenta que no hay nada que perder..

No hay comentarios:

Publicar un comentario